Del Frade pide suspender los aumentos programados en las tarifas de agua y luz

del fradeEl diputado provincial explicó que los aumentos anunciados “están por encima de la inflación proyectada en el presupuesto 2017” y “también incluirán las subas que exigen los distintos organismos nacionales”.
El diputado provincial por el Frente Social y Popular (FSP), Carlos Del Frade, presentó un proyecto de comunicación solicitando al Poder Ejecutivo que “suspenda los aumentos programados en las tarifas de agua y luz hasta tanto no se discutan formas alternativas de hacer frente a los costos que no parecen alcanzarse con las partidas aprobadas con el presupuesto 2017”.
“Los aumentos anunciados para la tarifa de Aguas Santafesina y la Empresa Provincial de Energía no solamente están por encima de la inflación proyectada en la ley del presupuesto 2017, sino que también incluirán las subas que exigen los distintos organismos nacionales”, explicó Del Frade y agregó: “No hay cifra total, de parte de la Epe, por ejemplo, del monto de lo reclamado por Camesa ni tampoco hay razones que permitan pensar que el presupuesto de los organismos provinciales quede corto en relación a lo proyectado”.
A continuación, manifiesta: “Suspender los aumentos en las tarifas de Aguas Santafesinas y la Epe sería un gesto político necesario para una comunidad que viene sufriendo no solamente los avatares de las inundaciones, sino también los efectos de una economía que tiende a la concentración y extranjerización de riquezas”.
Finalmente, el diputado explica que “de acuerdo a la ley de presupuesto 2017, la Empresa Provincial de Energía tiene asignados 16.078.888.530 pesos y Aguas Santafesinas, 3.603.087.000 pesos”. En forma paralela, detalla que el presupuesto también hay exenciones impositivas, solamente en ingresos brutos, de 3.047.594.108 pesos y destaca: “Quizás una reasignación de los recursos de la provincia ayudaría a sobrellevar el peso del ajuste tarifario que, por ahora, pretende desatarse sobre las espaldas de la mayoría de las santafesinas y los santafesinos”. Entonces, sugiere “acabar con la obscena exención en ingresos brutos que gozan las exportadoras que realizan su actividad comercial en la provincia, desde el año 1991 pero que hunde sus fundamentos en las circunstancias que generó la llamada guerra del Paraguay, entre 1865 y 1870, cuando la Nación se hizo cargo de los derechos de exportación desplazando a las provincias”.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar