Advierten que podría haber por lo menos 2.000 despidos en el rubro de electrónica

luz despidos“Ojalá que no sean más”, manifiesta con preocupación Jorge Luis Cavanna, presidente de la entidad que agrupa a fabricantes de electrónica, CADIEEL, en referencia a la medida que quita aranceles a la importación de insumos y equipos de informática.
La semana comenzó con un sabor amargo para la industria nacional de tecnología. Es que, a partir del Decreto 117/2017, el Gobierno oficializó la medida anunciada a fines del año pasado que establece la quita de aranceles para la importación de productos electrónicos como computadoras terminadas, notebooks, all in one y PC de escritorio.

En concreto, desde el pasado martes se redujo a cero el arancel del 12 por ciento para el ingreso de partes de computadoras y complementos de informática, como impresoras, plotters, digitalizadoras, servidores y partes de LEDs. Y a partir del 1 de abril se completa el proceso de apertura de equipos terminados eliminando el arancel del 35 por ciento.

“Lamentablemente esta es una decisión política del gobierno, y digo ‘lamentablemente’ porque cambia reglas de juego que fueron claves para el desarrollo de la industria. Se llama a inversiones, pero al no haber una política de estado que garantice reglas de juego claras, seguimos lanzando una mala señal a las inversiones a largo plazo”, observa Jorge Luis Cavanna, titular de la Cámara Argentina de Industrias Electrónicas, Electromecánicas y Luminotécnicas (CADIEEL), en contacto con energiaestratégica.com.

Según el dirigente, podrían rondar en 2.000 los despidos a partir de abril, cuando la industria se resienta del todo y las fábricas comiencen a cerrar. “Ojalá que no sean más”, enfatiza.

Lea también: “Alerta competencia China: industriales harán una presentación para evitar el ingreso de importaciones sin aranceles”

Explica que si bien la medida arancelaria recién comenzó a instrumentarse esta semana, ya en octubre del año pasado, apenas anunciada, se empezó a dar una caída en el consumo a la expectativa de precios más bajos (espíritu de la política).

Cavanna recuerda que aquello llevó a que en noviembre del 2016 la empresa IFSA (Informática Fueguina Sociedad Anónima) presente quiebra dejando a 160 trabajadores en la calle, y desde aquel entonces otra firma de Tierra del Fuego amenazara con despedir otros 400 operarios.

Si bien desde la cartera de Industria previeron la posibilidad de una pérdida inmediata 1.000 puestos de trabajo del sector informático, aseguraron que como contrapartida iban a generarse 15.000 nuevos empleos en tres años por la mejora en la competitividad de la economía.

“Desde Producción dicen que están dispuestos a ayudar en el tema de la reconversión pero no hay lineamientos”, indica el titular de CADIEEL y agrega: “nos dicen que quieren que la industria se reactive pero no se concretan acciones”.

Según Cavanna para una reconversión exitosa, en el último de los casos el Gobierno debió aplicar esta medida de manera gradual. “Un programa a 2 o 3 años para que vayan transformándose a una realidad en un plazo razonable”, opina. “Ya hay empresas que están tomando medidas que son graves pero es que no encuentran alternativas”, advierte con preocupación.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar