“Aguad reconoció que le condonaron el 90 % del capital de la deuda al Grupo Macri”

grandiLo afirmó el Diputado Nacional Alejandro Grandinetti, del Frente Renovador UNA, luego de la exposición del Ministro de Comunicaciones de la Nación, quien asistió ayer al Congreso para responder sobre el polémico acuerdo entre el Estado y la empresa de la familia presidencial.
Al respecto, dijo que la exposición del funcionario “estuvo cargada de inconsistencias, dado que no pudo aclarar en absoluto los interrogantes planteados por los legisladores de la oposición en la Cámara baja”.

En primer lugar, el referente del massismo aseguró que “si bien Aguad trató en todo momento de justificar lo obrado al señalar que la Ley de Quiebras impedía actualizar y agregarle intereses a la deuda original que contraía la empresa de Franco Macri, luego reconoció explícitamente que, con el acuerdo, existe un enorme quebranto en perjuicio del Estado”.

En segundo término, Grandinetti señaló que “el Ministro no pudo argumentar por qué en el decreto del 2003, en el que se rescinde el contrato del Estado con Correo Argentino S.A. se consignaba otro crédito post-concursal de 206 millones, que ahora no es tenido en cuenta y que haría ascender aún más la deuda”.

Por otra parte, dijo que "es inaudito que Aguad haya dicho que no estaba al tanto de la demanda que el Grupo Macri elevó contra el Estado 15 días antes de cerrar el acuerdo por la quita de deuda”.

Además, el Vicepresidente del bloque del massismo en diputados reconoció que lo sorprendió “que el titular de la cartera de comunicaciones diga que va a enviar un Proyecto del Ley al Congreso para forjar una Ley de incompatibilidades entre funcionarios públicos e intereses privados que involucran a sus familiares o a los propios funcionarios”, porque afirmó que “esa ley ya existe” (es la Nº 25188) y que “sólo es necesario que se haga cumplir”.

En tanto, el diputado por la Provincia de Santa Fe agregó que “así como Aguad apuntó contra el Kirchnerismo, y particularmente contra la Procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó, por haber desatendido la resolución del caso y haber beneficiado a la familia Macri, también debe entender que ahora no sería un delito menor exonerar a esa empresa del 90 % del capital de la deuda”.

Por último, dijo que “fue una defensa muy pobre” en la que remarcó que “el funcionario ni siquiera pudo aclarar si el Presidente Macri estaba o no al tanto del acuerdo con la empresa de su familia”, por lo cual consideró que “sobran los elementos para que Aguad dé un paso al costado”.

En este punto, finalmente, Grandinetti afirmó que “ cuando un funcionario comete un error tan grave, tomando decisiones de manera inconsulta con el resto de los organismos nacionales, y le hace perder tantos millones de pesos al Estado, es imperioso que se aparte de su cargo, porque ha demostrado una clara ineptitud para el ejercicio de sus funciones”.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar